Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Los beneficios del aceite para tu melena
Los beneficios del aceite para tu melena
Los beneficios del aceite para tu melena
Rituales de tratamiento

Baños de aceite: ¿para qué sirven y cómo se hacen?

Compartir

¿Tienes una rutina capilar habitual pero tu cabello sigue estando apagado? Los baños de aceite son la solución para devolverle toda su salud. Son muy beneficiosos para todo tipo de cabello y no solo cuando está estropeado. Redescubre un producto que potencia la vitalidad de tu melena.

¿Para qué sirve el baño de aceite?

Es un tratamiento intensivo que revitaliza la fibra capilar en profundidad y combate los desequilibrios del cuero cabelludo. Restaura la capa protectora del cabello reforzando así su resistencia a las agresiones y le devuelve todo su brillo . ¿Su mayor ventaja? Es un producto a medida que se adapta a tus necesidades capilares.

Lo esencial sobre el aceite capilar

Di adiós a los aceites minerales que cubren el cabello pero que no penetran en la fibra capilar. Este tipo de producto no ofrece un beneficio real y únicamente aporta más suavidad. Elige un aceite vegetal puro, 100 % natural y sin silicona. La calidad de tu tratamiento dependerá de la calidad del aceite que uses.

Un aceite adaptado para cada tipo de cabello

Para que tu baño sea todo un éxito, ¡primero debes elegir el aceite que mejor se adapte a ti! Escógelo en función de la naturaleza de tu cabello.

¿Tu melena está seca y estropeada? Opta por un aceite rico y nutritivo como el de argán, de oliva, de aguacate o, incluso, de coco; su perfume es adictivo.

Para el cabello normal, elige un aceite ligero: el aceite de jojoba y de macadamia son ideales, ya que hidratan intensamente tu melena sin aportarle pesadez.

Para regular el exceso de sebo, apuesta por el aceite de arañuela o de avellana, que tienen propiedades reequilibrantes.

En caso de tener el cuero cabelludo irritado, el aceite de caléndula te proporcionará un gran alivio gracias a su acción antiinflamatoria.

Por último, si te preocupa la caída del cabello, mezcla tu aceite habitual con el de ricino, ya que potencia su crecimiento.

Aplicación

No bañes tu cabello en aceite, una pequeña cantidad es suficiente para cubrirlo y que recupere toda su vitalidad.

Aplícate el aceite mechón a mechón sobre el cabello húmedo y desenredado insistiendo en las puntas. En seco, tu melena estará menos receptiva.

Trata tu cuero cabelludo si es necesario: utiliza algunas gotas de un aceite reequilibrante y masajéalo con suavidad. Evita los aceites demasiado ricos a no ser que la piel de tu cabeza esté muy seca. Utiliza aceites distintos en las raíces y en el resto del cabello para conseguir un cuidado óptimo. Después, recoge tu cabello en un moño y enróllalo en un film transparente para evitar cualquier mancha durante la aplicación.

Nuestro truco: enrolla tu melena en una toalla caliente para favorecer la penetración de sus activos. Deja actuar el producto entre una hora y toda la noche, según tus preferencias, y posteriormente acláratelo con un champú suave. Un producto que limpia la fibra capilar sin estropearla. Lo más seguro es que debas hacerte este tratamiento dos veces para notar el efecto de una melena rebosante de salud.

Toma nota: ¿tienes el cabello teñido? Los baños de aceite pueden hacer que tu melena no tome el color, así que lo mejor es que lo realices algunos días antes de acudir a tu peluquería.

Saber más :
Oil Therapy
Oil Therapy