Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Encuentra la cola de caballo que mejor te sienta
Encuentra la cola de caballo que mejor te sienta
Encuentra la cola de caballo que mejor te sienta
Peinados

¿Qué cola de caballo elijo según la forma de mi rostro?

Compartir

Imprescindible y fácil de hacer, la cola de cabello tiene infinidad de versiones. Te mostramos cómo llevarla para realzar tus rasgos.

Alta y despeinada para reequilibrar los rostros redondeados

Evita los recogidos demasiado apretados que aplacan el cabello en la parte delantera y acentúan la redondez de tus rasgos. Lo mejor es que optes por hacerte una cola de caballo en lo alto del cabeza con un efecto falsamente despeinado. Es el peinado ideal para alargar tu cara y desdibujar los contornos.

La técnica. Recoge tu melena en la parte alta de la cabeza sin tirar demasiado para conservar el volumen de las raíces y poder hacer un recogido suelto. Y al final, deja escapar algunos mechones del contorno del rostro para terminar.

Abombada y lateral para suavizar una cara cuadrada

Debes apostar por un peinado que redondee los ángulos del rostro si deseas contrarrestar los rasgos angulosos, asociados a una gran mandíbula. La cola de caballo no debe endurecer las facciones de tu cara sino suavizarlas, así que debes optar por un recogido abombado y orientado hacia un lado.

La técnica. Hazte una raya lateral para aportar movimiento y riza los mechones superiores para crear volumen . Después, fija el recogido a un lado a una media altura o en la zona de la nuca para redefinir la parte inferior del rostro. No dudes en hacerte algunos rizos en tu cola de caballo baja para atenuar aún más los contornos de tu cara.

Una media coleta para acortar los rostros alargados

Si no quieres acentuar el aspecto longitudinal de tu cara, déjate el cabello suelto o apuesta por un semirecogido.

La técnica. Escoge una sección de cabello ancha de la parte superior y colócala hacia atrás para formar una cola. Así, únicamente se fija una parte de la melena en la mitad de la cabeza. No dudes en trabajar el resto de la cabellera haciendo, por ejemplo, algunas bonitas ondulaciones con las tenacillas para aportarle volumen y reequilibrar tu rostro.

Una cola de caballo baja para las caras en forma de corazón

Si tienes la frente amplia, en lugar de centrar la atención en ella con un peinado alto que aumente su volumen, elige una cola de caballo trasera para crear una falsa melena corta que estructure tu rostro.

La técnica. Recógete el cabello a la altura de la nuca y ocúltalo para realizar un falso corte bob . Así, si tienes la barbilla pequeña podrás rellenar el espacio que deja y se reducirá la diferencia de volumen con la frente.

Cualquier cola de caballo para los rostros ovalados

Alta, a media altura, lateral o baja: ¡estás de suerte! Todas te quedarán genial porque tu cara se verá equilibrada de forma natural.

¿El truco de los expertos? Diviértete cambiando de peinado: desplaza tu recogido según tus gustos, añádele accesorios o apórtale textura a tu melena.

Saber más :
Speed Up-Do