Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Descubre cómo mantener tu brushing.
Descubre cómo mantener tu brushing.
Descubre cómo mantener tu brushing.
Peinados

5 trucos infalibles para conseguir un brushing más bonito

Compartir

¿Un poco de lluvia basta para encrespar tu melena? Analizamos, en detalle, todo lo que debes hacer para que tu brushing se mantenga intacto hasta el próximo lavado.

1. Combina tratamiento y agua fría en la ducha

Después del lavado (si tienes el cabello grueso, hazte un doble lavado para eliminar el polvo y el exceso de sebo), continúa aplicándote una mascarilla sin sulfatos para nutrir tu melena sin decaparla. Si está bien hidratada, te resultará mucho más fácil desenredarla y, por tanto, peinarla. Utiliza un poco de agua fría cuando aclares la mascarilla para cerrar las escamas. Así, tu cabello estará más brillante una vez seco. Por último y tras haber eliminado el exceso de agua, aplícate un sérum antiencrespamiento en todo el cabello para tenerlo bajo control. De esta forma, no tendrás que utilizar calor en exceso para alisártelo.

2. Secar directamente tu melena

Frotar el cabello con la toalla puede potenciar la producción de electricidad estática. Si tienes prisa, lo mejor es que utilices el modo de aire frío del secador.

3. Elegir un cepillo redondo que se adapte a tu cabello

Es el accesorio que no te puede faltar si deseas lucir un brushing bonito. Debes tener en cuenta varios criterios a la hora de elegir un cepillo redondo . En primer lugar, ten en cuenta la longitud de tu melena: si tienes el cabello corto, elige uno de un diámetro pequeño y, si lo tienes largo, opta por uno de tamaño mediano para conseguir un peinado más moldeable. También debes tener en cuenta tu tipo de cabello; en caso de que sea grueso, un cepillo redondo y grande te facilitará el alisado y podrás manejarlo mejor. Los cepillos con un diámetro menor son también muy prácticos para aportarle volumen en las raíces.

Otro criterio importante que debes considerar es el material del cepillo. Elige uno con revestimiento de cerámica para repartir el calor de manera uniforme y evita los de metal, que son demasiado agresivos. Dentro de la primera categoría, escoge uno con púas muy unidas entre sí para unir el cabello y otro con cerdas más anchas si deseas un acabado muy liso. Por último, si tu melena es rizada o está estropeada, opta por un cepillo de cerdas suaves como las de jabalí para realizarte un brushing menos agresivo.

Pasa el secador tantas veces como sea necesario

Las zonas que no se hayan secado bien transmitirán la humedad por tu melena y provocarán el encrespamiento. Por ello, debes pasar el secador varias veces por cada mechón (no más de 4 o 5 veces) para que tu brushing se mantenga. Eso sí, mantén tu aparato a una distancia de 5 cm para no estropear demasiado tu melena.

Termina con aceite y laca

Aplícate una o dos gotas de aceite esencial de almendra dulce sobre el cabello liso para nutrir tus puntas. Esta etapa es imprescindible para conseguir una melena en buen estado y, por tanto, brillante. Después, ponte un poco de laca para obtener una máxima duración.

Un último truco. Por la noche, recubre tu almohada con un fular de seda o de satén para evitar que tu cabello se enrede mientras duermes. Así, tu brushing se mantendrá hasta el día siguiente.

Saber más :
Liss Therapy
Liss Therapy