Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Cómo hacer un moño trenzado, paso a paso
Cómo hacer un moño trenzado, paso a paso
Cómo hacer un moño trenzado, paso a paso
Peinados

Cómo hacer un moño trenzado, paso a paso

Compartir
¿No quieres pasarte horas frente al espejo pero quieres alegrar tu look de belleza con un peinado original? A continuación te enseñamos a hacerte un moño trenzado en tres sencillo pasos. Un peinado perfecto para aquellas mujeres que siempre van con prisa.
 
Paso 1: hazte una trenza. Empieza haciéndote una cola de caballo a la altura de la nuca, en la parte alta de la cabeza o en un lateral. A continuación, hazte una trenza sin apretarla demasiado pero sin que tampoco esté demasiado suelta (si no, no se notaría demasiado en el moño). Y fíjala en ambos extremos con una goma elástica fina y de un color parecido al de tu cabello para que no se note.
 
 
Paso 2: enrolla la trenza sobre sí misma. Enrolla la melena formando un moño en forma de espiral, más o menos regular, plana o con volumen alrededor de la base de la trenza. Deja espacio para dar volumen a la estructura e intenta que la goma elástica no se vea para conseguir un resultado impecable. Ten a mano unas cuantas horquillas para darle la forma que más te guste (redonda, ovalada, alargada, asimétrica...) y sujetarlo de forma discreta.
 
 
Paso 3: elije entre una trenza estricta o suelta. Cuando hayas terminado de hacerte el moño trenzado, es hora de ultimar los detalles. Si lo quieres absolutamente impoluto, fíjate el peinado con mucha laca o con spray fijador y no dejes que ni un solo cabello de te escape del peinado. Si, por el contrario, buscas un resultado bohemio chic, sácate algunos mechones del moño trenzado de forma irregular para darle un toque desenfadado. También puedes despeinar un poco la parte fija del moño y dejar que te caigan algunos mechones en la zona de alrededor del rostro. De esta forma, conseguirás acentuar el toque roquero del peinado. Si tienes prisa puedes saltarte esta etapa ya que, el moño por sí mismo tiene bastante carácter como para que no necesites adornarlo más.
 
Saber más :