Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Realizar tu alisado en casa
Realizar tu alisado en casa
Peinados

Realizar tu alisado en casa

Compartir
Para lucir un alisado perfecto sin pasar por el alisado brasileño tu cepillo redondo y tu secador, en ocasiones, no bastan. Sobre todo si tu cabello es muy rizado o crespo. Si deseas que tu sueño se vuelva realidad sigue nuestros consejos profesionales para una melena ultra lisa.
 
Tu cabello no tiene por qué estar necesariamente más limpio que nunca pero, en todo caso, debe estar seco antes de trabajarlo con la plancha. Porque en este caso concreto la plancha alisadora es la que va a venir en tu rescate. Y nada de utilizarla sobre cabello mojado. Te arriesgas a dañar tu bonita melena. "Así, el cabello debe estar seco antes de su utilización. Para echarte una mano vaporiza sobre el conjunto de tu melena un spray termo-alisador que también actuará como barrera contra el calor de tu plancha". Para optimizar su eficacia vaporiza el producto mechón por mechón y peina.
 
A continuación toca la practica con la plancha alisadora. Enchúfala y espera a que alcance la temperatura deseada. Después trabaja tu melena mechón a mechón. "Coloca el mechón en la plancha partiendo de la raíz, cierra la plancha y déjala deslizarse hasta las puntas. No permanezcas demasiado tiempo en el mismo punto para no dañar el cabello, ¡realiza el movimiento de manera que con una sola pasada baste!". Reitera la operación sobre el conjunto de tu melena sin olvidar la parte trasera de tu cabeza.
 
Una vez que tu cabello esté perfectamente alisado será necesario conseguir que el resultado dure bastante tiempo. "Vaporiza laca fijadora sobre un cepillo o un peine y peina tu melena. Es lo mejor para lucir un resultado natural. Y no dudes en aplicar un poco de laca sobre el conjunto manteniendo el spray suficientemente alejado de tu melena para evitar el efecto de cartón".
 
Nuestro truco: La lluvia, la humedad e incluso la transpiración pueden perjudicar tu alisado a lo largo de la jornada… Para estar preparada contra toda eventualidad no dudes en invertir en una mini plancha alisadora que podrás llevar en tu bolso o guardar en tu despacho para realizar algún que otro ligero retoque.
 
Saber más :