Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Todo lo que necesitas saber para realizar un secado respetuoso
Todo lo que necesitas saber para realizar un secado respetuoso
Todo lo que necesitas saber para realizar un secado respetuoso
Peinados

¿Cómo utilizar correctamente el secador?

Compartir

Si el secador es rápido y eficaz, puede dañar la fibra capilar. Te mostramos las cuatro reglas de oro para que lo utilices de la mejor forma posible.

Mantén las distancias

Tras haber aplicado un cuidado termoactivo en todo el cabello para que no se reseque, puedes proceder al secado. Sujeta el secador a 20 cm aproximadamente de tu cabeza para que el aire frío no queme la fibra capilar. Y si te haces un brushing, mantén el aparado a 5 cm del cepillo.

Antes del peinado

Utiliza el secador con la cabeza hacia abajo a una temperatura moderada. De esta forma, los mechones de la nuca empezarán a secarse y las raíces se levantarán. Con este gesto le aportarás volumen a tu melena y reducirás el tiempo de secado a alta temperatura.

Configurar un reglaje que se adapte a tu tipo de cabello

Para un uso óptimo, elige el calor y la potencia del aparato en función de la naturaleza de tu melena. Si tienes el cabello grueso, una temperatura intermedia será suficiente. Por el contrario, tendrás que moderarla si tu cabello es fino o está estropeado. También puedes modular el calor y la intensidad del flujo de aire: empieza a baja temperatura y a potencia máxima (que se adapte a tu cabello), y después pasa al aire caliente disminuyendo la velocidad. Un buen truco para darle más movimiento a tu melena.

Para acelerar el secado, aumenta la potencia en lugar de la temperatura. Eso sí, debes evitarlo si tu cabello es fino y/o está estropeado, porque tu melena podría enredarse.

Elegir el accesorio adecuado

¿Quieres un brushing liso? Pues añádele un concentrador de aire a tu secador. Este cabezal dirige el flujo de aire hasta el mechón que prefieras. Puedes peinarte con aire caliente si deseas conseguir una melena flexible y maleable. Realiza tu brushing mechón a mechón empezando por la nuca: desliza el cepillo desde la raíz a las puntas y acompaña el movimiento con el secador.

Para secar el cabello rizado o para proteger al máximo tu melena, utiliza un difusor. Este cabezal inteligente reparte el calor con suavidad, aporta volumen y, en el caso de los rizos, preserva su definición.

Por último, termina con el modo de aire frío para fijar tu peinado y aportarle brillo a tu melena.

Saber más :
Speed Brush
Speed Brush