Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

El rubio blanco, en detalle
El rubio blanco, en detalle
El rubio blanco, en detalle
Color

El rubio blanco, en detalle

Compartir
Cuando hablamos de rubio blanco, te imaginas un blanco parecido al color de un folio virgen o incluso el de tu abuela. Pero nada de eso. El rubio blanco no consiste en tener el cabello blanco sino en lucir un rubio muy luminoso, muy frío. ¡Una tendencia que no termina de convencerte!
 
La tendencia del rubio blanco. Hace algún tiempo era el rubio dorado el que dominaba las pasarelas. Pero como toda tendencia, al cabo de un tiempo se olvida. El rubio blanco ha cambiado la tendencia, sin olvidarnos de los colores naturales de las mujeres de los países nórdicos. Países tranquilos, reposados. En una época en la que todo el mundo vive muy estresado, ¡no estaría mal imitar el estilo noruego!
 
¿Para quién? El rubio blanco implica reflejos fríos, casi irisados, y se destina a bases medias y claras. Las bases oscuras deben pasar de largo. Ya sea porque el color no podrá obtenerse de manera perfecta o porque dañaría la materia. Lo que no tiene ningún sentido, ya que un pelo bonito es, ante todo, un cabello lleno de salud. Para obtener este rubio blanco, el cabello debe ser decolorado y teñido con reflejos para enfriar el color.
 
Cuidar el rubio blanco. Este color debe cuidarse como unos reflejos. Porque es preferible evitar los tonos uniformes y apostar por las mechas. Así, lo ideal es acudir a la peluquería cada cuatro meses para volver a hacer las raíces. No más. En casa, utiliza tratamientos para cabello rubio para mantener el carácter luminoso de tu rubio blanco. Una vez al mes, aplica un champú para cabello blanco o un tratamiento desamarillante que dejará tu cabello aún más claro y brillante.
 
Saber más :