Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Esquí: los cuidados para cabello
Esquí: los cuidados para cabello
Tratamiento pelo

Esquí: los cuidados para cabello

Compartir
No es tan fácil permanecer sexy esquiando. Entre los monos de esqui que cubren hasta el último centímetro de piel, los zapatos de esquiar y toda la parafernalia para mantenerte caliente, es necesario hacer verdadera prueba de ingeniosidad para mostrar tu mejor cara. Así que, para conseguir una melena fantástica, ¡sigue nuestros consejos!
 
Para esquiar disimulas tu cabello bajo gorros, anoraks e incluso cascos para asegurar tu protección en las pistas. ¡Nada de sacrificar tu protección o tu confort bajo el pretexto de permanecer bien peinada! Sin embargo es posible adaptarse en función de tus necesidades.
 
Si esquías a gran velocidad es mejor optar por el casco, que te protegerá en caso de caídas. "Si tienes cabello largo o semi-largo piensa en recogerlo en una cola de caballo o una trenza. Así estará protegido y te será más simple desenredarlo al final del día".
 
Para permanecer calentita es posible evitar llevar gorro, que asfixia tu cuero cabelludo y engrasa tus raíces. "Apuesta más bien por las bandas de lana o las orejeras. ¡Aportarán estilo a tu look y el calor que necesitas!". Estos accesorios se revelan también muy útiles para mantener tu cabello hacia atrás y así bajar rápidamente las pendientes sin tenerlo en los ojos.
 
Tras los días esquiando es momento de cuidar tu cabello. Vigila tu cuero cabelludo y tu cabello para saber qué tratamientos aportarles. "Si tu raíces están grasas utiliza un champú y una mascarilla para raíces grasas y puntas secas alternándolo con un champú más suave". Para disciplinar el cabello electrificado peina tu melena con un cepillo iónico o vaporiza laca sobre un peine y pásalo sobre tu cabello. ¡Estarás perfecta para la noche!
 
Nuestro truco: Para una melena radiante lo ideal es espaciar los lavados. No más de una o dos veces por semana. Cuando esquías tu cabello puede estar más graso por lo que, excepcionalmente, puedes lavarlo más veces, una noche de cada dos. ¡Pero recupera rápidamente las buenas costumbres a tu regreso!
 
Saber más :