Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Seguir una alimentación equilibrada es la clave para lucir una melena bonita.
Seguir una alimentación equilibrada es la clave para lucir una melena bonita.
Seguir una alimentación equilibrada es la clave para lucir una melena bonita.
Rituales de tratamiento

7 alimentos para lucir una melena bonita

Compartir

Además de los cuidados de tu rutina habitual, para tener un cabello bonito debes seguir una alimentación sana. Te mostramos 7 alimentos ricos en vitaminas, oligoelementos y proteínas que debes consumir para lucir una melena llena de salud.

1. La fresa

En general, los frutos rojos son unos buenos aliados para tu melena ya que son ricos en vitamina C, esencial para tener un cabello brillante y en buen estado. Además, la fresa contiene una buena cantidad de ácido fólico (vitamina B9), hierro y magnesio, que favorecen el crecimiento y la fortaleza capilar. Es sabrosa e ideal para preservar la belleza de tu melena, así que puedes tomarla tantas veces como quieras.

2. La espinaca

Sentimos contradecirte, Popeye: el poder de las espinacas no se transmite a los músculos, sino al cabello. ¿El secreto? Su contenido en beta-carotenos. Es todo un precursor de vitamina A que permite al organismo asegurar la producción de sebo, un verdadero protector para tu piel, y garantizar la renovación celular del cuero cabello. Su concentración en hierro favorece también la oxigenación de las células y potencia el crecimiento. En definitiva, un gran aliado para tu melena.

3. El salmón

Gran fuente de proteínas y vitaminas (A y B), el salmón destaca por su concentración en omega 3; unos ácidos grasos esenciales que cumplen un papel primordial en el ciclo de vida del cabello. ¿Su misión? Ralentizar el envejecimiento natural de las células y sanar el cuero cabelludo. Si deseas una versión más suave, la trucha es una buena alternativa y algo más económica. ¡Tu melena rebosará de felicidad!

4. La almendra

Es buena para el corazón y las arterias y reduce el colesterol. También es buena para el estómago porque facilita la digestión. Y, como nunca hay dos sin tres, la almendra es excelente para el cabello. Es rica en zinc, en vitamina E y en proteínas; un potente antioxidante que refuerza las defensas inmunitarias y garantiza un buen aporte de energía. Además, contiene selenio: un oligoelemento que actúa como protector y seborregulador del cuero cabelludo y que es muy útil para eliminar la caspa. No dejes pasar la oportunidad de degustar este fruto seco, pequeño en tamaño pero lleno de cualidades.

5. El huevo

El 95 % del cabello se compone de queratina, una proteína que el organismo produce de forma natural pero que en ocasiones puede verse ralentizada por las carencias alimenticias. Para estimular su formación, apuesta por las proteínas y, especialmente, por el huevo: el campeón en su categoría. Rico en vitamina B, acelera la renovación de la fibra capilar. Cómetelo frito, pasado por agua, revuelto... ¡tienes infinidad de opciones!

6. La carne blanca

Al igual que el huevo, la carne blanca (pollo, ternera, pavo...) constituye una fuente importante de proteínas. Y no solo eso, aporta nutrimentos esenciales para el cabello como el hierro, que previene la caída, y la vitamina B12, que favorece el crecimiento. Por lo tanto, te aconsejamos su consumo con respecto a la carne de res y de caza.

7. La leche desnatada

La leche desnatada (y los productos lácteos en general) contribuyen a suavizar el cabello para que quede hidratado, nutrido y suave gracias a sus aportes de calcio y vitamina D. Además, es rica en magnesio, un antiestrés natural que limita las caídas capilares. En definitiva, ¡los productos lácteos serán para siempre los mejores amigos de tu cabello!

Saber más :
Oil Therapy
Oil Therapy