Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Proteger tu cabello del calor de los aparatos de peinado
Proteger tu cabello del calor de los aparatos de peinado
Tratamiento pelo

Proteger tu cabello del calor de los aparatos de peinado

Compartir
Nuestros aparatos de peinado complican la vida de nuestro cabello. Por ello es esencial protegerlo y cuidarlo para que luzca un aspecto brillante y una buena salud. He aquí nuestros consejos.
 
"Un cabello no protegido sufrirá las agresiones exteriores de pleno. Las escamas del cabello se abren, lo que les impide reflejar la luz. Resultado, se vuelven frágiles y lucen sin vida. Es por ello que, en Jean Louis David, aconsejamos un alisado mediante calor". ¡Alisando la materia obtendrás un efecto espejo magnífico!
 
Otra consecuencia de un cabello no protegido: la sequedad. Porque un cabello demasiado recalentado puede quemarse, incluso el cuero cabelludo. "Por ello, para proteger tu cabello es necesario utilizar cuidados termo-activos que actuarán como barrera al depositarse como una película protectora sobre la fibra".
 
Antes de utilizar tu secador u otras planchas como la de alisar o rizar es indispensable escurrir al máximo tu melena. "Para ello utiliza una toalla seca, una ya húmeda no podrá extraer la misma cantidad de humedad. Al salir de la ducha recoge tu cabello alrededor de la toalla para extraer el sobrante de agua. A continuación peina con un peine de dientes pequeños para mayor eficacia". ¡Tu cabello está listo para secarse! Es el momento de pensar en aplicar un cuidado termo-activo.
 
Los revestimientos de tus aparatos de peinado también son importantes. Existen aparatos iónicos perfectos para domar el cabello electrizado. En efecto, éstos permiten añadir iones al cabello que los ha perdido a fuerza de utilizar secadores y planchas. "Los revestimientos de turmalina deben privilegiarse. Al igual que los de cerámica. Sobre todo en cuanto a planchas de alisar. Estos materiales lisos no se pegan demasiado al cabello y, por lo tanto, lo dañan menos". Gracias a ellos el pasaje de las planchas será más fácil lo que evitará tener que insistir demasiado sobre el cabello.
 
Por último no escatimes en cuanto a tratamientos capilares. Un cabello frágil es un cabello al que le falta keratina. Así, los tratamientos a base de keratina cuidarán de tu cabello protegiéndolo de los calentamientos intensivos.
 
Nuestro truco: En todo caso evita utilizar tu plancha todos los días. O identifica los mechones a los que les hace falta un retoque. Normalmente se trata de las puntas porque ya tienen tendencia a resecarse. Por ello evita sobrecalentarlas.
 
Saber más :