Tu salón

Buscar un salón

Encuentra el salón más cercano a tu domicilio

Geolocalización

mostrar los salones Jean Louis David más cercano

o

Buscar solamente salones con un Style Bar

Encuentra a todos los salones par hacer un SPEED BRUSH, un SPEED CURL o un SPEED UP-DO

¿Y si encontraras el moreno que mejor te sienta?
¿Y si encontraras el moreno que mejor te sienta?
¿Y si encontraras el moreno que mejor te sienta?
Color morena

Coloración morena: analizamos todos sus matices

Compartir

Intenso y auténtico o suave y goloso, frío o cálido, puro o con matices: hay un moreno para cada una. Encuentra el color perfecto para destacar con nuestra guía de los distintos matices del moreno.

Coloración morena: el moreno oscuro o ébano

Coloración morena: el moreno oscuro o ébano
Coloración morena: el moreno oscuro o ébano

Se trata del moreno más oscuro que existe, ese que los asiáticos tienen al nacer y que es de un negro absoluto. La actriz vamp de los años 30, Louise Brooks, lo hizo famoso, y más adelante, la pin-up Bettie Page, con su cabello azabache, en los años 50. En definitiva, es el moreno carismático de las bellezas fatales e independientes. Contrariamente a lo que se piensa, este color lleno de carácter le sienta genial a cualquier mujer, independientemente de la tonalidad de su piel. Es extremo y profundo, y combina igual de bien con las pieles diáfanas, medias o mestizas. Además, hará que tu mirada destaque, sobre todo si tienes los ojos claros. Eso sí, si eres morena te será mucho más fácil pasarte al ébano que si eres rubia, pues solo tendrás que teñirte de negro. Sin embargo, si tu melena es clara, tendrás que teñirte primero para oscurecer tu base si deseas conseguir un matiz más intenso. Además, este contraste tan notable entre tu color natural y el del tinte hará que tengas que cuidarte más las raíces. ¡Piénsatelo bien antes!

Coloración morena: el moreno cobrizo

Coloración morena: el moreno cobrizo
Coloración morena: el moreno cobrizo

Deslumbrante y vivo, este moreno medio lleno de reflejos anaranjados es perfecto para aportarle dinamismo al cabello apagado u oscuro sin pasar por el rubio. También es la alternativa ideal para las morenas que desean el tono pelirrojo de una forma más discreta. Podrás conseguir esta enérgica tonalidad que encarnó la actriz Bette Davis, con su melena llena matices rojizos en la edad de oro hollywoodense, independientemente del color de tu base. Si eres rubia, deberás hacerte una coloración completa. Y si eres morena, lo mejor es que elijas unos reflejos para conseguir mechas que se fundan con el color de tu base oscura. No lo dudes más y apuesta por unos reflejos de un tono anaranjado intenso para transformar tu melena y hacer que tu tez clara, o con subtono dorado, o que tus ojos azules verdosos, o avellana, destaquen. Eso sí, olvídalo si tu piel es media porque el moreno cobrizo haría demasiado contraste. En tal caso, lo mejor es que escojas un tinte caramelo.

Coloración morena: el moreno cacao

Coloración morena: el moreno cacao
Coloración morena: el moreno cacao

Se trata de un moreno muy oscuro, casi rozando el ébano, que se diferencia de este porque la nota dominante es más marrón que negra. Es fácil de llevar y es el moreno travieso que lucía Audrey Hepburn y que le daba ese aire tan elegante y misterioso. Si quieres imitarlo, deberás realizarte un tinte permanente para intensificar el color independientemente de tu base natural. Este cambio de look suele ser más sencillo para las melenas castañas o morenas porque este tono a veces revela algunos reflejos anaranjados sobre las mechas rubias y pelirrojas. Eso sí, ¡tendrás que neutralizarlos con un champú morado para conseguir un color impecable! En cambio, el tono frío de este color cacao combina a la perfección con las pieles claras y medias, por lo que le sentará genial a cualquier mujer. ¡Y eso sin tener en cuenta que es ideal para hacer que los ojos marrones, azules y verdes destaquen!

Coloración morena: el moreno caramelo

Coloración morena: el moreno caramelo
Coloración morena: el moreno caramelo

Este moreno medio iluminado de reflejos dorados es ideal para darle brillo a la melena. Más oscuro que el color avellana o el moreno miel -al que se parece mucho- este color tan goloso está indicado para cualquier tipo de cabello. Sin embargo, el resultado será más natural sobre una base tirando a castaño oscuro o a moreno. Gracias a sus pigmentos cálidos, el color caramelo suaviza los rasgos y perfecciona el rostro, tanto si es claro, mestizo o medio. De hecho, Eva Mendes es el mejor ejemplo de ello, pues lo convirtió en toda una baza de seducción y logró que le diera mucho encanto. Por norma general, este color se consigue aclarando ligeramente algunos mechones con una coloración. Sobre el cabello oscuro se necesita una decoloración previa antes de teñir para conseguir los reflejos dorados.

Coloración morena: el moreno miel

Coloración morena: el moreno miel
Coloración morena: el moreno miel

Este luminoso moreno lleno de contrastes es el término medio ideal para las morenas que dudan con el rubio. Contiene aún más reflejos dorados que el color caramelo, pero posee una base más oscura que el color avellana. Se trata de un aclarado parcial que solo se obtiene sobre el cabello castaño claro a moreno. En definitiva, son las mechas californianas de las morenas, que aportan una luz intensa pero natural a la melena. Esta tonalidad miel se obtiene con mechas rubias que se funden con la base más oscura, y es perfecta para darle brillo al cabello. Te sentará genial independientemente del color de tu piel y lucirás un efecto de buena cara en un abrir y cerrar de ojos. ¡Conseguirás un aire sexy y actual de lo más irresistible!

Coloración morena: el moreno glacé

Coloración morena: el moreno glacé
Coloración morena: el moreno glacé

Más cercano al color ceniza, este matiz luminoso se adapta perfectamente a las bases de un tono castaño o ébano, y les aporta un velo irisado y un efecto sedoso muy elegante. El resultado es un look decidido que sienta de maravilla a las mujeres con carácter, como es el caso de Eva Green, que es una de sus más fieles seguidoras. Se obtiene con una coloración tono sobre tono rica en pigmentos morados que forma un reflejo frío plateado y deja un efecto glaseado en la superficie de la fibra, de ahí su nombre. No te preocupes si no eres morena, tan solo tendrás que realizar un paso más para oscurecer tu base con un primer tinte moreno y después añadir los famosos reflejos plateados. Eso sí, antes de ponértelo ten en cuenta que el marrón glacé tiende a apagar las pieles pálidas, por lo que es mejor tener un tono de piel rosado o subtono dorado.

Coloración morena: el moreno avellana

Coloración morena: el moreno avellana
Coloración morena: el moreno avellana

Te presentamos otro moreno con matices dorados pero más radical que los reflejos en tonos miel. De hecho, ¡este color claro es casi rubio! Tiende al castaño y además es más luminoso que el caramelo. Se trata de una tonalidad ideal para realzar las pieles medias, pero también combina a la perfección con los rostros más pálidos que tienden un poco al dorado. No hay nada mejor que el color avellana para suavizar una mirada oscura o hacer que resalten los ojos claros. ¡El aire sexy está garantizado! La actriz y musa de Alfred Hitchcock, Ingrid Bergman, encarnó de maravilla este color. Por suerte, puedes ponértelo sea cual sea tu color natural. Si tienes el cabello castaño o moreno te será muy fácil, ya que un tinte basta. En cambio, tendrás que oscurecer tu color si eres rubia o aclarar tu melena si es de un tono cacao o ébano para conseguir el resultado que deseas.

Coloración morena: el moreno chocolate

Coloración morena: el moreno chocolate
Coloración morena: el moreno chocolate

Este color tan goloso es un marrón profundo con reflejos dorados y un matiz caoba. Es oscuro, pero menos que el moreno cacao. Con sus reflejos tornasolados y cálidos, te dará un aire cautivador a lo Claudia Cardinale, y un look seductor y misterioso. Además, estás de enhorabuena si te gusta este tono tan seductor: este color natural y lleno de relieve combina con cualquier tono de piel y color de ojos, ¡desde los más claros a los más oscuros! Otra de sus grandes ventajas es que podrás conseguir el chocolate con un simple tinte, tanto si tu base es rubia, castaña, morena o pelirroja. Solo aquellas que tengan el cabello muy negro deberán hacerse una ligera decoloración.

Coloración morena: el moreno ceniza

Coloración morena: el moreno ceniza
Coloración morena: el moreno ceniza

Este tono frío rico en reflejos le aporta al cabello una tonalidad grisácea y plateada más pronunciada que el marrón glacé. Es perfecto para suavizar las melenas morenas sin transformarlas de forma radical, y se consigue con una coloración tono sobre tono que le aporta matices fríos al color natural. Tanto si eres rubia como pelirroja, deberás aplicar un tinte permanente para pasarte al moreno. Después, tendrás que crear ese reflejo gris que recuerde a Romy Schneider. Y a pesar de que gracias a sus rasgos divinos y a sus ojos azules el resultado era muy elegante, ¡el ceniza no le sienta bien a todo el mundo! Aunque realza las pieles más oscuras y disimula las rojeces de las más rosadas, este color tiende a apagar los rostros más claros. ¡Estás advertida!

Coloración morena: el moreno caoba

Coloración morena: el moreno caoba
Coloración morena: el moreno caoba

Muy cercano al moreno cobrizo, el caoba se distingue por sus reflejos rojizos que se entrelazan con los matices pelirrojos para darles un aire nuevo. ¡Un equilibrio perfecto de tres colores que da como resultado un moreno intenso que no pasa desapercibido! Este color cálido, intenso, profundo y atrevido, está indicado para las mujeres más sensuales y con carácter; como Sofia Loren que fue una de las primeras en llevarlo. Es ideal para realzar el bronceado de las pieles medias o para darle luminosidad a los rostros con un subtono dorado, pero también es perfecto para las pieles pelirrojas. Además, sus reflejos rojizos e intensos combinan muy bien con cualquier color de ojos, ¡algo que no puedes pasar por alto si estás pensando en hacértelo! Fácil con cualquier base, aunque te será más fácil si eres morena. En tal caso, tan solo tendrás que hacerte unos reflejos que inunden el color de matices púrpuras. Y si eres rubia, tendrás que teñirte para obtener el color deseado.

Coloración morena: el moreno claro

Coloración morena: el moreno claro
Coloración morena: el moreno claro

Esta tonalidad es similar al castaño oscuro, ¡y es el moreno menos moreno! Se dice que es claro a pesar de su naturaleza oscura porque sus ligeros reflejos dorados iluminan la base de manera uniforme. ¡Es la versión ideal para las morenas que quieren aclararse el cabello sin reflejos! Es elegante y natural, y le sienta bien a cualquier mujer; algo que bien sabe la actriz Raquel Welch. No dudes en darle más vida a tu moreno con un tinte más claro o, por el contrario, en oscurecer tu base clara entre uno y tres tonos para obtener este color tan fácil de llevar.

Esta coloración cálida y luminosa realza cada tipo de piel a su manera: despierta el brillo dándole carácter a las pieles claras y le da una bonita armonía a las pieles doradas y medias. ¡Se acabaron las melenas apagadas y sin relieve! Además, acentúa los ojos claros y les confiere intensidad, y suaviza los más oscuros haciendo una mirada aterciopelada.

Saber más :
Keratin Therapy
Keratin Therapy
Rechercher uniquement les Bars à style

Encuentra a todos los salones par hacer un SPEED BRUSH, un SPEED CURL o un SPEED UP-DO